WRC8 un simulador que no le teme a Codemasters

No es casualidad que en las estanterías de las tiendas de videojuegos se llenan de una retahíla de títulos que año tras año eligen estas fechas para su lanzamiento, títulos que acompañan su nombre con cifras numéricas. Este es el caso de WRC 8 de Kylotoon Games que pretende hacerse un hueco, y a bien que lo consigue, entre los títulos de conducción.

Con rivales tan importantes como los desarrollos de Codemasters, Playground Gameso Turn 10, es de agradecer que haya estudios como Kylotoon Games que crean en sus obras y las hagan crecer al ritmo que hemos visto la saga WRC en sus manos. Porque sí, han escuchado a los usuarios y sus peticiones y WRC 8 es un auténtico juego de conducción y gestión de un equipo en el complicado mundo de los rallies.

Para empezar digamos que WRC 8 está mejor adaptado que sus predecesores, en cuanto a la conducción y manejo de los vehículos, a cualquier usuario ya sea recién llegado a este tipo de videojuegos o un experto conductor. Se nota más amigable, aunque también es verdad que depende del tipo de coche, de su categoría y potencia. Con categorías inferiores de rallie nos encontraremos más cómodos al volante, pero notaremos la falta de velocidad o reprís.

 

Lo mejor es iniciarse en WRC 8 en el modo carrera. Una vez elegida la categoría avanzaremos por un calendario con la posibilidad de elegir diferentes eventos, no así las pruebas del campeonato. Y a la vez que avanzamos iremos aprendiendo a movernos y gestionar nuestro equipo, ya sea contratando miembros del equipo en diferentes áreas como mecánicos, fisios o metereólogos, y a la vez gestionar ingresos y gastos. Incluso a desbloquear habilidades que nos permitirán mejorar en aspectos del coche, de su progreso o de la mayor contratación de personal.

La verdad que esto que parece complicado se ha resuelto de una forma muy sencilla y bastante ágil que no resulta nada invasiva a la hora de jugar… entre prueba y prueba podremos hacer cambios o mejorar y no nos ocupará mucho tiempo. Y otra vez al volante a conducir ya sean pruebas de entrenamiento, pruebas de fabricante con alguno de sus vehículos, pruebas de resistencia con algún coche dañado en algún tramo o directamente a la siguiente prueba del campeonato de WRC. Incluso podremos saltar y hacer descansar a nuestro equipo si no queremos participar en alguna prueba.. y de esta forma reservarlos y recuperarlos para la siguiente.

Aunque si lo tuyo es la conducción pura y dura, puedes “pasar” de este modo de juego y pasar al modo temporada en el que ir de un prueba a otra del campeonato oficial de rallies y únicamente gestionar con el equipo la reparación del vehículo a mitad de la prueba. Siempre teniendo en cuenta la penalización que nos puede ocasionar pasarnos de tiempo, aunque para esto tenemos la opción de realizar la reparación automática por nosotros. Pero ojo, porque las penalizaciones no acaban aquí, si invadimos la zona del público durante la carrera, volcamos o si nos salimos un buen trozo o tiempo del trazado nuestro tiempo se verá penalizado con una suma de segundos. Así que no quedará otra que reiniciar la etapa si queremos acabar entre los primeros del rallie en esa categoría.

WRC 8 cuenta con la licencia del campeonato de rallies y por tanto nos asegura disponer de los rallies oficiales así como sus etapas y lugares emblemáticos en los que correr con sus equipos, coches, pilotos y copilotos también oficiales… Una auténtica pasada para los que amamos y disfrutamos este deporte.. y si además nos encontramos una especial que transcurre en Barcelona justo por dónde paso cada día y me conozco como la palma de la mano pues mejor que mejor. Kylotoon Games lo ha bordado en esta ocasión con WRC 8, así que si no lo habéis notado ya, os recomiendo su compra.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *